10 feb. 2013

Te odio.

Siempre supe que la vida no sería fácil, estaba consciente y dispuesto a seguir peleando porque tenía algo porqué luchar y aunque ese algo a veces solo me hace caer, también sé que me puede levantar de una tonelada de escombros con tan sólo tomarme de la mano. Nunca me había sentido tan a salvo de todo cuando ella está entre mis brazos o cuando me mira fijamente sin decir nada, todos mis problemas parecen tan pequeños y lo único que importa es el quién ama más al otro. Nada nunca es fácil, y me gusta que así sea ya que de alguna manera hace a la vida más divertida y menos monótona de lo que en realidad es, tenemos que aprender a no rendirnos porque siempre hay alguien que nos necesita y nosotros necesitamos de alguien, alguien que nos demuestre que todo lo que hacemos vale la pena de alguna manera. Estoy en un camino muy rocoso en el cual es muy difícil caminar pero cuando tienes a alguien que te ayuda a seguir de pie es mucho más, por más grande que el camino sea. Gracias. Te amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenten o algo.