23 feb. 2013

¿1 de 365?

El amor es el elixir que todos buscamos beber, es la droga más poderosa que afecta nuestro corazón, es el pensamiento más grande que ocupa nuestro cerebro, la cura para todos los problemas, el arma más peligrosa, la inspiración de miles de poetas, el tesoro más buscado por algunos aventureros y la virtud más extraña. Y nosotros, las personas egoístas, decidimos solo darle un día para celebrarlo. 14 de Febrero. El dios del amor te da 365 días de risas, de juegos, de peleas, de aprender, de felicidad, de tristeza, de sueños, de preocupaciones, de calor, de miles de cosas. Y tú, decides agradecerle solo un día. Y aunque algunos digan que el dios del amor no existe, es mentira. Existe en esa persona que tienes a un lado, esa persona que te hace querer esperar el día siguiente sin que esté termine, existe en esa persona que te hace esperar horas para verla solo un minuto y aún así, valga la pena la espera. Dale las gracias a está persona todos los días de tu vida y no solo un miserable 14 de Febrero porque esta persona es tu dios del amor, tu cupido. ¿Te va mal en el amor? Ahora sabes porqué.

10 feb. 2013

Te odio.

Siempre supe que la vida no sería fácil, estaba consciente y dispuesto a seguir peleando porque tenía algo porqué luchar y aunque ese algo a veces solo me hace caer, también sé que me puede levantar de una tonelada de escombros con tan sólo tomarme de la mano. Nunca me había sentido tan a salvo de todo cuando ella está entre mis brazos o cuando me mira fijamente sin decir nada, todos mis problemas parecen tan pequeños y lo único que importa es el quién ama más al otro. Nada nunca es fácil, y me gusta que así sea ya que de alguna manera hace a la vida más divertida y menos monótona de lo que en realidad es, tenemos que aprender a no rendirnos porque siempre hay alguien que nos necesita y nosotros necesitamos de alguien, alguien que nos demuestre que todo lo que hacemos vale la pena de alguna manera. Estoy en un camino muy rocoso en el cual es muy difícil caminar pero cuando tienes a alguien que te ayuda a seguir de pie es mucho más, por más grande que el camino sea. Gracias. Te amo.